Se ha producido un error en este gadget.

Manualidades

lunes, 23 de mayo de 2011

LA FIESTA CANARIA

El día 27 de mayo, en mi empresa, vamos a celebrar el día de Canarias y hemos quedado en traer productos típicos de las islas para almorzar y vestirnos de típicos.
Parece ser que va a haber hasta “parranda”.
 Algunas personas no tienen vestimenta adecuada y para facilitarles la tarea a la hora de venir adecuados a la fiesta, voy a dar unas claves para el perfecto atuendo o para al menos, saber de qué va la cosa…



MUJERES
Hay que tener en cuenta que se confunde a menudo los trajes típicos de  algunas agrupaciones folklóricas con la típica vestimenta canaria.
Algunos están diseñados a partir de estudios de la historia pero otros lo hacen adaptando la vestimenta a la actividad del baile y no son del todo rigurosos.
El traje de Néstor de la Torre es un fantástico diseño fruto de la maravillosa inventiva de este pintor que además diseñaba bocetos para representaciones. Tampoco es autentico aunque hoy por hoy este diseño sea referente de la vestimenta típica.
La falda, por supuesto hay variantes, y luego depende de si es de campesina, de costa o de “señora”. La falda correcta no debería dejar que se viera la enagua por debajo, aunque se puede utilizar “remangos” para realizar alguna tarea o labor. El largo  debe ser el típico de la época, la más representada es hasta los tobillos.
El delantal se puso de moda a finales del s. XIX, principio del XX y era una pieza larga que cubría casi toda la parte delantera de la falda y sin muchos adornos, rectangulares o con las puntas redondeadas,  se le hacían alforzas, volantes, se adornaban con cintas y su misión era proteger la falda.
Si quiere ir de campesina del siglo XIX, principios del XX no es correcto llevar un delantal pequeño como el que tienen los trajes típicos de Tenerife, por ejemplo.
La sombrera no se suele colocar en el centro de la cabeza sino más bien a un lado o hacia delante, eran para protegerse del sol y no de adorno, siempre con pañuelo a la cabeza anudado en la nuca.
 Los sombreros negros de las señoras pudientes, tipo chistera y con hebilla al frente sí van en encajados sobre la mantilla.
Las joyas aconsejables serían las que sean lo más  parecidas a las de la época, pendientes en forma de gota o los típicos aros canarios, plata envejecida o de aspecto antiguo. Los rosarios se llevaban prendidos de los chalecos o del cuello en los trajes tipo telar (s. XVIII hasta mitad del XIX) Mas tarde se utilizará solo en las misas y ya no se lleva puesto sino en la mano o en la cintura de la falda aunque es menos frecuente.
La camisa es de escote cerrado, de lino a principios del s. XIX de manga larga o al codo. Al final del s. XIX se utiliza ya el algodón y se adornan las magas largas con volantes y  puños, al igual que los diferentes cuellos y volantes, claro que depende del trabajo que se realizara.
HOMBRES
Los hombres no suelen llevar joyas y la vestimenta acepta menos rigidez. Pueden ponerse un calzón o calzoncillo solo, polainas o no, pantalón largo de lana o algodón. Los chalecos tienen variadas formas  y tejidos según la época, con solapas en los más antiguos  y sin solapas los más recientes. La camisa de algodón o lino para los trajes de campesino de finales del s. XIX, con cuello o sin él.  No olvidar la sombrera de paja o el “cachorro”





No hay comentarios:

Publicar un comentario